Sobre mí

El “Sobre mí”. Un clásico de los sitios web. La paella de los domingos en cualquier hogar valenciano. El partido de cada verano entre solteros contra casados. La bicicleta (bueno, ahora el iPad) de la comunión del niño…

Sobre mí se compone de una preposición de lugar, “sobre”, y un pronombre personal sujeto, “mí”. 

Empecemos por «Sobre«

Sobre: «Dícese de una cubierta plana de papel que puede cerrarse y en que se incluyen cartas o documentos que han de enviarse de una parte a otra«.

Algunos lo confunden con una preposición (pero todos sabemos que es imposible enviar absolutamente nada dentro de una preposición, por muy grande que la escribamos). 

…Y sigamos por ««.

Sin tilde, mi puede referirse a la tercera nota musical de la escala diatónica de Do Mayor. Ténlo en cuenta, para no leer esta página desafinando. Ponte a tono, que seguimos.  

Desarrollemos el «mí» un poquito más:

  • A veces escribo cosas. Cosas creativas. Principalmente en la intimidad, aunque luego mi lado exhibicionista le gusta publicarlo por aquí o en las redes sociales. El vicio me puede. Mis disculpas.
  • Puedo hablar contigo en inglés, en francés, en español y en italiano. En español me explayo mucho, aunque puedo ser (casi) igual de pesado en los otros tres idiomas. Espero muy pronto poder dar la lata también en alemán. Y en japonés sería maravilloso (tantas orejas a las que darles cháchara…).
  • Entre todas estas cosas, a veces me han pagado por trabajar en marketing y publicidad. Incluso en países diferentes y en idiomas distintos. El trabajo al final es el mismo. Sólo cambia el logo y el acento al presentarlo. Bueno, el mismo el mismo…tampoco.
  • Me gusta hacer cosillas conAdobe Photoshop, InDesign, Illustrator, HTML, CSS, WordPress… Pues eso, cosillas.
  • Si vas de viaje conmigo y llevo una cámara réflex (como en la fotografía), es probable que no te haga mucho caso. No es por tí. Es por ella. Reclama toda mi atención. Y soy débil.
  • Alérgico a las gramíneas, al polen y a los gatitos (aunque cualquier gatito bien se merece una buena tarde de estornudos). También tengo cierta alergia a la gente testaruda, autoritaria y poco respetuosa.

Leí una frase sobre redacción publicitaria que decía algo así como “empieza fuerte, acaba aún más fuerte”. Yo prefiero acabar con gatitos.

Si no me escribes a continuación, se pondrán tristes.

    Haz feliz a los 😺😺😺 y escribe tu mensaje a continuación: