fbpx

¿Qué es un sitemap o mapa del sitio web?

En esta entrada vamos a hablar de uno de los «fundamentos» del posicionamiento web, imprescindible para cualquier página: los mapas de sitio, más conocidos como sitemap.
Te contaremos en qué consisten, cómo puedes crear uno y cómo sacarle partido para la página que te interese posicionar.

Qué es un Sitemap

Un mapa del sitio es un archivo con la información de la estructura jerárquica de tu web. De cuál es la página principal (la home) y como se relacionan el resto de páginas con ésta, de si hay páginas independientes y la manera de vincularse unas con otras. Un sitemap asemeja el organigrama de una empresa o la estructura de un árbol genealógico. Solo que en lugar de puestos o familiares, contamos con páginas principales, secundarias, etc.

Los mapas de sitios web están creados en un formato, XML, que además de informar a los buscadores del contenido y estructura de nuestra web, permite «ponerles al día» con las últimas actualizaciones (entradas, páginas, categorías…) y qué enlaces del sitio son los más importantes.

Para qué se utiliza

Imagina que estás en un recinto de exposiciones con varios pabellones, expositores, pasillos conectados unos con otros… Lo más seguro es que necesites un plano del recinto para ubicarte, ¿verdad? En el caso de Google, tu página es el «recinto ferial» y el sitemap la «guía del lugar».

El mapa del sitio web es para un buscador como el plano de un salón de exposiciones lo es para un visitante. Es la forma que tienen los motores de búsqueda de orientarse en tu sitio. De saber si las páginas secundarias comunican bien con la principal, del mismo modo que -siguiendo el ejemplo del pabellón de exposiciones- es fácil llegar desde los espacios secundarios al recinto principal, de acogida.

Por qué es importante tener un mapa del sitio

En general, aquí aplicaremos la máxima de «el tamaño SÍ importa». Es verdad que si tu web tiene, no sé, 5-7 páginas, lo mismo no te es muy necesario. Pero si es el caso de una tienda de comercio electrónico, con varias categorías, subgrupos, decenas de productos…entonces la respuesta es SÍ. Es «obligatorio» tener un sitemap.

Imagina la complejidad de vínculos entre categorías, subcategorías, compras asociadas… Podemos «volver loco» al buscador si no le ponemos algo de orden al asunto. Comprenderás que a Google no le hace gracia tener que estar perdiéndose cada dos por tres en tu sitio (a falta de un mapa de orientación) y, en ese caso, decida penalizarte.

A fin de cuentas, Google trata de valorar tu página de acuerdo a cómo considera que tiene que ser una experiencia de usuario satisfactoria. Amén de muchas otros factores, no es de gusto perderse en una web. Deja una mala impresión al visitante.

Crear un mapa del sitio (sitemap)

Aquí vale eso de que «ya está todo inventado». Internet viene a nuestra ayuda con herramientas para poder realizar un mapa de tu sitio. Así, por ejemplo, contamos con páginas como xml-sitemaps.com que sirve para generar de forma automática mapas de sitios web con tan solo introducir el nombre de nuestro dominio.

Se producirá un archivo que simplemente tendremos que descargar. Ese documento contendrá el mapa en formato XML, que es el que usan los buscadores para poder leer la distribución de nuestra página y subpáginas. Luego, es cuestión de subir ese archivo al hosting de nuestro sitio web (la carpeta public_html) y dejarlo ahí, tranquilito, a la vista de todos.

Otra herramienta, bien conocida para los usuarios de WordPress, es a través del plugin de posicionamiento Yoast SEO. Incluso con su versión gratuita podemos también hacer un mapa del sitio. De hecho, este mapa se crea de forma automática, al instalar el plugin en nuestro WordPress.

Opción de Yoast para crear sitemaps

Si lo que te va es escribir código, aquí tienes un enlace (en inglés) para crear un sitemap por tu cuenta.

Subir un sitemap

Sea a través del plugin Yoast en WordPress, sea generando un sitemap en una herramienta externa, la forma de asegurarnos de que Google lo tiene en cuenta es hacérselo saber directamente. Para ello tenemos a nuestra disposición la herramienta gratuita Google Search Console. Podemos acceder a ella con tener tan solo una cuenta de Gmail.
Luego, son dos simples pasos:

  • Buscamos en la parte izquierda el apartado que indica «Sitemaps». Hacemos click.
Google Search Console permite crear Sitemaps
  • En la pantalla de Sitemaps, indicando la ruta del archivo (en el servidor) a partir de la cual Search Console analizará los sitemaps y revisarlas páginas, posts, autores, categorías…de nuestro sitio web.
Podemos generar diferentes sitemaps: de entradas, páginas, categorías…

Puede que no sea tu caso, pero si contamos con una web con muchas (MUCHAS) entradas (como pueden ser las de comercio electrónico), a veces es recomendable agrupar los páginas en varios sitemaps. Es una forma de evitar que haya páginas que se queden sin indexar. Esto es especialmente recomendable cuando hay un sitio de e-commerce de más de 50.000 URL. En estos casos, técnicamente no se pueden incluir más de esa cifra, por lo que es obligatorio crear varios archivos.

Otro asunto que puede suceder se refiere a que tengas el mismo producto con diferentes variantes. Aquí entra lo que se llama enlaces canónicos. Se trata de una etiqueta en los enlaces (tag HTML) que dice al buscador qué página es la principal respecto a un grupo de enlaces similares. La etiqueta es «link rel=canonical»

Dejar páginas fuera de un sitemap

Puede suceder que haya páginas de tu sitio que no te interesa que sean indexadas por Google (la política de privacidad y de cookies son las primeras que te vendrán a la mente). En estos casos, se recurre a otra etiqueta HTML (noindex, nofollow…) que dicen a Google que el enlace incluido no tiene que ser indexado.

Por qué es importante tener un mapa del sitio

Puede que los mapas de sitios web pequeños no sean realmente importantes, esto es, que no supongan «terribles diferencias» entre tenerlos o no tenerlos. Pero en un momento como el actual, con el Covid-19, en sitios de comercio electrónico, con un cierto número de referencias, el sitemap es esencial.

Cuanto más tienes que indexar, más necesario se hace contar con un sitemap. De lo contrario, es más difícil que Google y los otros buscadores se orienten adecuadamente en tu web, amen de poder descubrir las nuevas páginas del sitio de forma más rápida y eficaz.

Imagen: mohamed Hassan en Pixabay

5/5
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn