Google Tag Manager (II): las etiquetas

Seguimos hablando de Google Tag Manager, un potente gestor para «concentrar» todos los datos de nuestras webs, redes sociales e incluso aplicaciones móviles. Una «central de datos» donde poner orden ante la avalancha de información que la analítica web puede proporcionarnos.

A medida que descubras más y más sobre Tag Manager, más complicado se hace (hay que decirlo). Pero también uno se da uno cuenta de lo útil y práctico que puede llegar a resultar esta herramienta (recordemos, gratuita) de Google. Comencemos.

Etiquetas: códigos de seguimiento

Tanto si leíste o no el artículo de introducción sobre Tag Manager, grosso modo decíamos que es una herramienta de gestión de etiquetas. Por «etiquetas» se entiende los fragmentos de código que se colocan en las «tripas» de tu web o app (el famoso back-end) y que sirven para medir las visitas, su procedencia, la tasa de rebote, las páginas más visitadas …ese tipo de cosas.

Si buscas en Google algo como «herramientas SEO«, el número de resultados que vas a encontrar es inmenso. Un sinfín de servicios de analítica, algunos tremendamente especializados, muchos de ellos ya con su etiqueta pre-establecida en Google Tag Manager.

El número de etiquetas que puedes llegar a necesitar para la analítica web puede ser numeroso: entre los códigos para seguir redes sociales, los propios de Google, los vinculados a servicios de ecommerce, plataformas de video, aparte de las etiquetas personalizadas que quieras crear. Por si fuera poco, también cuentas con una app en iOS y Android.

Al final es mucho código añadido a la página original. Fuentes distintas proporcionando datos que a buen seguro provocarán que el sitio web vaya más lento. Igualmente, el flujo de trabajo. Tener que ir a cada plataforma para controlar resultados se puede volver tedioso. Al final, seguir la analítica de nuestra página web puede parecer eterno.

Centralizar todas esas etiquetas desde Google Tag Manager puede hacer todo más fluido y sin perder velocidad de carga (y posicionamiento SEO) al mismo tiempo.

Etiquetas «oficiales»

Google Tag Manager permite casi 400 tipos de etiquetas diferentes a gestionar desde la herramienta. Esto quiere decir que hay hasta 400 (360 exactamente) servicios de analítica que pueden gestionarse desde GTM. No son pocos, vaya.

Algunos servicios de análisis web que seguro te suenen:

  1. Adobe Analytics
  2. CrazyEgg
  3. comScore
  4. Criteo
  5. Google Ads, Analytics, Consumer Surveys y Optimize
  6. Hotjar
  7. LinkedIn
  8. Microsoft Bing Ads
  9. Nielsen

Etiquetas personalizadas

¿Y qué sucede si queremos añadir una etiqueta personalizada o que aún no cuenta entre las opciones disponibles en GTM? Si necesitamos una etiqueta que no cuenta en las «oficiales» en GTM, entonces podemos crearla. Así, hay tres tipos de etiquetas personalizadas:

  • Etiquetas de imagen
  • Etiqueta HTML personalizadas
  • Etiquetas de llamada de función (dispositivos móviles)

1.- Etiquetas personalizadas «de imagen»

Explicado de forma sencilla, se trata de una alternativa al uso de códigos para enviar información de lo que sucede en nuestro sitio web (o aplicación). Sobre todo, funciona para aquellos casos en los que los navegadores tienen deshabilitado el uso de código JavaScript y necesitamos otra forma de recopilar la información.

Configurar una etiqueta de imagen en GTM no tiene mucha ciencia: basta con poner la URL de la imagen (dónde se encuentra alojada en nuestro sitio web), ponerle un nombre descriptivo (para saber que la imagen tiene una función de seguimiento) ) y finalmente habilitar la opción «prevención del almacenamiento en memoria caché» (dicho en cristiano, permite contabilizar como nuevas visitas aquellos navegadores que ya tienen la imagen guardada en caché (¿te suena eso del Historial de navegación de Google?).

Etiqueta personalizada en Google Tag Manager

2.- Etiquetas HTML personalizadas

Las etiquetas HTML personalizadas son la opción para crear etiquetas que no están entre las plantillas pre-establecidas de Tag Manager. La única dificultad estriba en que hay que escribir un código algo complicadillo, pues la forma de crearlas es tan sencilla como ir a Etiquetas>Nueva y seleccionar «HTML personalizado«.
Entrar en cómo debe ser el código implicaría hablar sobre código, variables, loops… y temas más propios de un desarrollador web.

Etiqueta de HTML personalizado en Google Tag Manager

3.- Etiquetas de llamada de función (para móviles)

Las etiquetas de llamada de función no es que sean un tipo diferente de etiqueta personalizada, pero sí que se enfocan en determinados eventos que se activan en dispositivos móviles.
Son códigos específicos para seguir comportamientos en aplicaciones móviles, bien sean de Android o de iOS. Lo bueno es que podremos hacerlo desde GTM sin tener que compilar código de la aplicacion a la tienda de aplicaciones para efectuar los seguimientos.

Conclusión

Repetimos lo dicho: Google Tag Manager es una herramienta cuya principal virtud es también su principal problema: la versatilidad. Al disponer de tantísimas opciones, la curva de aprendizaje tiene bastante pendiente, por lo que en un primer momento puede abrumarnos facilmente.
En esta entrada hemos visto el primer paso para seguir la analítica web de nuestras páginas. Gracias a las etiquetas, podemos gestionar toda la analítica desde un mismo sitio. Para ello, podremos utilizar etiquetas pre-establecidas, de los principales servicios de análisis web (los más conocidos) o bien crearlas nosotros mismos.
Si necesitamos alternativas a los códigos, podemos tirar de etiquetas de imagen así como crear nuestras propias etiquetas personalizadas, con lenguaje HTML.

Por último, si lo que se trata es de medir el comportamiento de una aplicación, con las etiquetas de llamadas a funciones podremos revisar la analítica móvil. Así, además, podremos evitar tener que escribir código específico para Google Play o la App Store para poder acceder a las métricas que nos interesen.

Imagen: The HK Photo Company en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *