fbpx

E-commerce en tiempos de Covid

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En ocasiones hay que dar un paso al frente y tomar ciertas decisiones. No queda más remedio que afrontar la realidad y asumir que las cosas están como están. Nos guste…o no.

Puede que si te sientes «tocado» por las líneas precedentes, este artículo te interese. A nadie le complacen los cambios de rumbo no deseados. Más aún cuando se trata de nuestro medio de vida. Me refiero a la gente, muchos, que se ha quedado sin trabajo y necesitan reinventarse. Es algo que alguna vez nos toca hacer todos. En lo que se refiere a este blog, sobre marketing, empresa…y con la situación actual, nos referimos específicamente a una reformulación profesional.

«Sin ganas ahorcan a uno«, dice el dicho. Efectivamente. Por ello, en un momento en el que lo presencial está de capa caída, es hora de replantearse (muy en serio), habilitar la versión online de tu negocio. Y, si te dedicabas a otra actividad, siendo empleado, cambiar de tercio y emprender.

Piensa que establecer un negocio online te permitirá poder atender a clientes 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año.

Shopify

Todas las opciones que veremos, las consideraremos como «software online». Instalación, gestión y mantenimiento exclusivamente desde el navegador.

Web de Shopify

Empezamos con Shopify. Se trata de un CMS (Custom Management System) igual que el mucho más conocido, WordPress.

Shopify tiene una trayectoria muy afianzada. Surgió allá por el 2004 y su crecimiento ha sido continuo desde entonces. Actualmente, Shopify se usa en más de un millón de negocios en todo el mundo.

Este CMS permite crear la tienda online (la página, ea) sin que sea necesario saber código web (HTML, CSS, JavaScript…). Lo importante es que tengas en la cabeza una idea clara del tipo de página que quieres, la estructura que deseas darle, cómo vas a presentar tus productos y qué opciones valoras ofrecer para mejorar la experiencia de compra.

Shopify funciona mediante una cuota de suscripción mensual. Hay diferentes planes, de acuerdo a tus necesidades (otra cosa que deberás madurar antes de gastar un sólo céntimo).

Consejo: empieza por el plan inicial si has leído hasta aquí y todo te suena un poco a chino.

Lo bueno de las tarifas es que incluye el precio del hosting, esto es, el coste del espacio para alojar tu web en el servidor al que se conectarán tus clientes.

Una vez contratado el plan y diseñada la página, cuestiones como los medios de pago, facturas (impuestos) o gestión de pedidos no tienen que suponerte ningún quebradero. La herramienta ya cuenta con módulos específicos para estas cuestiones.

PrestaShop

Prestashop es otro CMS enfocado al comercio electrónico. Al contrario que Shopify, Prestashop es de código abierto (u open source), lo que quiere decir que su distribución es gratuita y crece gracias a los esfuerzos de una comunidad de desarrolladores.

Web de Prestashop

¿Te suena Mozilla Firefox o WordPress? También son herramientas online basadas en código abierto, como Prestashop.

El principio de Prestashop es el mismo que para Shopify : un sistema de gestión de contenidos que permita armar una tienda online y ocuparse «detrás» toda la logística necesaria. Al igual que WordPress, Prestashop es 100% personalizable. Cuentas con módulos y plantillas gratuitas o de pago, habiendo un «MarketPlace» oficial (al estilo Google Play) para añadir nuevas funcionalidades: gestionar referencias de productos por su EAN, por atributos (tallas, colores), gestión de fabricantes y proveedores…

Aparte de estas similitudes con Shopify, dispones de otras opciones como poder traducir la página en otros idiomas, trabajar el SEO o extraer informes de resultados (cifras de negocio).

Magento

Ahora nos ponemos «serios», porque subimos de nivel. Cuando hablamos de Magento, aludimos a un «software» (otro CMS) destinado a tiendas -cuanto menos- «importantes».

Web de Magento

Más visitas, más clientes, más logística… Si ese es tu caso, Magento es la herramienta que necesitas. No es que Shopify o Prestashop no puedan hacerlo bien igual, pero esta opción se contempla para tiendas medias y grandes.

Magento cuenta con dos variantes: la versión gratuita (Magento Community) que es open source -como Prestashop- y la de pago (Magento Enterprise). Al fin y al cabo, estamos hablando de un CMS propiedad de Adobe (los del Photoshop).

La versión en código abierto trae lo fundamental para montar una tienda web, si bien ciertos complementos (up-selling, generación de cupones, segmentación de marketing…)no están disponibles «sin pasar por caja».
Con la versión de pago, por su parte, tendrás a tu disposición una plataforma completísima para un número de visitas simultáneas más bien elevado, sin arriesgar seguridad, estabilidad y experiencia de cliente.

Curiosamente, las virtudes de Magento son también su punto débil. Ser tan completo exige una curva de aprendizaje bastante alta y unos requisitos técnicos (servidores) superior al de las otras opciones (y que reclaman un mantenimiento constante (servicio técnico) para evitar sobrecargas.

La otra gran desventaja tiene que ver con su precio. Si bien la modalidad gratuita nos puede servir, cuando se trata de una tienda más grande, se precisa la versión de pago, cuyo coste es francamente elevado. La licencia para grandes empresas tiene un coste que comienza desde los 22.000 dólares (unos 18.000€) anuales, que pueden ser más según los beneficios de la tienda.

Woocommerce

Vamos con la última opción, no por ello menos importante. Woocommerce es ideal si tenemos una página web diseñada en WordPress. En realidad, Woocommerce es un plugin de WP para el comercio online. Incluye plantillas de la página de la tienda (obvio), de cuenta de cliente, carrito, proceso de compra y de los métodos de pago. También incorpora opciones de gestión de impuestos o gastos de envío según las zonas.

Página web de Woocomerce

Creado por Woothemes como un plugin más, su popularidad hizo que terminase siendo comprada por Auttomatic (la empresa detrás de WordPress) por más de 30 millones de dólares.

Si con Prestashop hablábamos de un uso actual de alrededor de un millón de negocios, en el caso de Woocommerce, sus cifras se sitúan en nada menos que 3 millones de instalaciones funcionando en todo el mundo.

En algunos aspectos, parece como si WooCommerce fuese la antítesis de Magento. En cuanto a complejidad, son la noche y el día. En buena parte, debido a que se esta plataforma se concibió para ser parte integrante de WordPress, que es uno de los CMS más sencillos de utilizar. Esta integración con WP es precisamente otra de sus bazas, pues puede combinarse con un enorme surtido de plugins y complementos para la tienda, aumentando y diversificando sus posibilidades.

En el lado opuesto, el de los inconvenientes, volvemos a compararlo con Magento. En este caso, en lo que respecta a la escalabilidad. Si tienes una tienda con un cierto volumen de pedidos, con una logística algo más elaborada, olvídate de WooCommerce.

Conclusiones

Para casi cualquier empresa -PYME- cualquiera de las opciones entre Shopify, WooCommerce o Prestashop, es aconsjeable.

  • Quizá, centrándonos en un negocio particular, sin más empleados que uno mismo, WooCommerce podría ser la opción a elegir.
  • Si se trata de una empresa con unos cuantos empleados, pero aún hablamos de una pyme, Shopify primero y Prestashop después (Prestashop por tener algo más de complejidad).
  • En el caso de que se trate de una empresa con cierta envergadura (a partir de 25 empleados, con un flujo de ventas continuo y además con una gama de productos amplia..), lo suyo es Magento.
    Dado su alto coste, tendremos que planificar bien el presupuesto destinado, dado que para recuperar la inversión inicial -sólo en la licencia- estamos hablando de casi 20.000 euros.Línea 2

¿Qué? ¿Te animas al comercio electrónico? ¿Qué te ha parecido esta entrada? Puedes darnos tu opinión, aquí abajo, mientras te tomas un cafelito.

Imágenes: Manuel Alejandro Leon en Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *