Que es una landing page y por qué utilizarla en marketing

Pato con las alas extendidas junto al agua de un lago


Ay…el mundo del inbound marketing. Y es que ciertos palabros ingleses suenan tan pijos que da “vergu” decir que uno se dedica a ciertas cosas. Dentro del inbound marketing (un área del marketing bastante en boga desde hace años) existe un concepto bastante importante: la “landing page“, que en español sería -literalmente- la “página de aterrizaje”. 

Contenidos:

¿Qué es una landing page?

¿Cómo hacer una landing page?

Conclusiones

¿Qué es una landing page?

Una definición adecuada sería decir que se trata de una página de tu web configurada para que tus visitantes realicen una acción determinada. Que hagan algo.

¿Cuáles son los objetivos de la landing page?

Como hemos dicho, la landing page busca que el usuario haga algo. Ese “algo” puede ser: 

  1. Que compres uno de los productos o servicios que se ofrecen. Hablamos de landing page de venta directa
  2. Que des tus datos de contacto  para poder dirigirse a tí en el futuro. Una landing page de generación de leads. 

Leerás en muchas páginas sobre inbound la palabra “conversión”. Aunque suene algo un tanto “espiritual”, el término no va tan desencaminado.

Si la landing cumple su función, se produce un cambio en tí en calidad de visitante. Porque si compras, pasas de visitante a cliente. Y si en otro caso, decides dejar sólo tus datos, pasas de visitante a contacto (o lead).

Si el objetivo es generar un contacto, se suele ofrecer una recompensa por dejar tus datos. Puede ser un ebook, una infografía, una template, un descuento…

¿Cómo hacer una landing page?

No hay una fórmula específica, pero sí unas directrices generales, que se adaptan después a cada caso en concreto: 

Varias teclas de una máquina de escribir antigua
  • El diseño se adaptará al producto, servicio, sitio web y al cliente. Pensemos que el cliente es como el “crítico de cine” la landing page es la película y el producto o servicio es el protagonista (en sentido literal y figurado).
  • Fijarse un objetivo y cuantificarlo. Es obvio, pero es importante. Hay que saber hacia dónde vamos, qué buscamos. Si serán ventas o serán contactos (o los dos). Según el objetivo, comunicaremos de una determinada forma.
  • Acciones correctoras: los típicos ensayos de “prueba y error” y los tests A/B (hago dos landing diferentes y pruebo cual funciona mejor en base a mis intereses).

Consejos específicos

  1. Titulares cortos
  2. Diseños en línea con la web. También conocido como “coherencia visual”.
  3. Señales de confianza para el visitante: piensa que estás pidiendo algo (una compra, unos datos personales) a alguien que puede que no te conozca. Es importante que sepa que “eres de fíar” para llevar a cabo lo que le pides. Se trata de aspectos como la protección de datos (y el uso de datos a terceros), el protocolo HTTPS para datos bancarios…
  4. Textos sencillos (que no simples). Se directo pero siempre amable. En la línea de hacer entendible tus argumentos de venta.
  5. Imagen. Una imagen -bien escogida- siempre puede valer más que mil palabras.
  6. Recompensa. Pese a repetirlo, lo recuerdo (más aún si se trata de leads): ofrece algo QUE VALGA LA PENA. Lo contrario puede tener efectos indeseables que no desearemos tener.
  7. Página de agradecimiento. Tras conseguir una venta o contacto, lo suyo es generar automáticamente una respuesta de agradecimiento (Thank you page). No es opcional. Es necesario (y es cortesía).

Otros conceptos a tener en cuenta 

Aparte de algunos consejos sobre landing pages hay, brevemente,  conceptos con los que conviene familiarizarse:

  • Definición del target: en inbound marketing a eso se le llama “crear un buyer persona” . Vamos, crear un perfil de nuestro visitante, nuestro cliente potencial, nuestro cliente real, el consumidor final del producto…Decídelo según tus necesidades.
  • Definición de la fase de ventas. Se trata de calibrar en qué momento del proceso de compra se encuentra tu buyer persona. El proceso de compra-venta, en inbound marketing, se llama “Funnel” (“embudo”, en español). Un concepto que divide el proceso en tres fases que juntas forman una especie de embudo. 
  • CTA: los CTA (call-to-action) que son -a fin de cuentas- “botones de acción“: “suscríbete aquí”, “no te vayas”, “tómate un café” (bueno, este último casi que no… 😆 ). Claros pero atractivos.
cuaderno de papel con la frase escrita "Don't compare yourself to others"

Conclusión

Si tu negocio requiere de una buena base de contactos y gran parte de tus ventas provienen de la red, es altamente recomendable una buena landing page. Es muy posible que tengas que ir probando distintas cosas (los textos, el diseño, los CTA…) hasta dar con la fórmula que mejor se adapte a tu empresa. 
Y si quieres atraer más visitantes a tu página, trata de elaborar contenidos útiles, fáciles de comprender y relacionados con tus productos o servicios. tienes que darle valor a tu oferta, más allá del precio y la promoción. Ahí fuera, la competencia es feroz.