WordPress, el CMS idóneo para tu página web

Manos escribiendo en un ordenador portátil

A la hora de crear una web para nuestro negocio, nuestra actividad profesional, es conveniente saber elegir el gestor de contenidos adecuado para nuestros intereses.

Si nuestra estrategia de marketing pasa por emplear inbound marketing, WordPress es el mejor sistema para contar las bondades de nuestros productos o servicios.

WordPress es una plataforma de gestión de contenidos que domina el mercado mundial de CMS (“Content Management System” en inglés) sin ningún tipo de duda.

Es posible que te suenen plataformas como Joomla o Drupal, ambas “competidoras” de WordPress. Y decimos “competidoras” entre comillas, porque en realidad, la diferencia de uso entre WordPress y estas dos plataformas es simplemente, abrumador:  cerca del 77% del mercado copado por WordPress frente a menos del 10% Jommla y Drupal.

Por qué escoger WordPress como CMS

No es casualidad tampoco que este blog esté desarrollado bajo WordPress. Las razones son varias y no hace falta ser un docto en tecnología ni en marketing para entenderlo.

  • WordPress es Open Source. Esto es, se trata de un CMS gratuito.
  • Al ser Open Source, puede ser implementado mediante plugins. Esto le aporta una personalización gigantesca (hay más de 50.000 plugins gratuitos). Cualquier desarrollador puede crear una extensión para el CMS.
  • Si el idioma es un obstáculo, no te preocupes. WordPress está traducido completamente en 68 idiomas, entre los que se encuentra, obviamente, el español.
  • Puede auto-actualizarse. De esta manera, estarás al día en lo que se refiere a la parte tecnológica del CMS o frente a amenazas de seguridad. Siempre tendrás un gestor de contenidos preparado para cualquier eventualidad.

Mi experiencia personal

Llegado este punto, daros mis impresiones durante los cerca de 6 años usando este gestor de contenidos:

  • Curva de aprendizaje bastante sencilla. Lo más “difícil” del CMS es su instalación en el servidor de hosting que hayamos contratado. Y, aun así, tampoco es complicado. Existen multitud de guías para enseñarte cómo hacerlo. Además, la mayoría de empresas de alojamiento cuentan con opciones específicas al respecto.
  • Opciones de SEO. Gracias a los plugins, podemos mejorar los contenidos de nuestra web a nivel SEO gracias a plugins especializados que te recomendarán qué cambios debes realizar en tus contenidos para adaptarlos a los requisitos de posicionamiento del algoritmo de Google. Los más interesantes, Jet Pack y, el que uso actualmente, Yoast SEO (freemium).
  • Conexión con redes sociales. Si pretendes añadir una cuenta de Twitter o una página de Facebook que enlacen con tu web, hay muchos plugins que te ayudarán a conectarlo todo. Todo tipo de redes y plataformas y todo tipo de acabados visuales (botones) para compartir, dar “likes”, twittear… Incluso para tu perfil profesional en LinkedIn
  • Si los plugins no son suficientes, pica código. Es lo bueno de ser open-source. Puedes personalizarlo absolutamente todo, teniendo conocimientos de HTML y CSS. Incluso puedes hacer tu propio plugin y subirlo a tu WordPress. Tan sencillo como subir una carpeta comprida con los archivos del plugin.

Como ves, tienes motivos para que WordPress sea tu elección a la hora de montar tu sitio web. Obviamente, lo más importante es que fijes primero las necesidades de tu presencia online, pero probablemente, seguro que WordPress puede ayudarte a conseguirlas.